Declaración de Principios

  1. Constituimos un ministerio laico que promueve un estilo de vida tal como lo expresa el ministerio profético de Elena G. de White, en armonía con las Sagradas Escrituras.
  2. Buscamos establecer un estrecho vínculo con los ministerios de servicio de la Iglesia Adventista del Séptimo Día a nivel local e internacional, con el propósito de potenciar ministerios combinados en la proclamación del evangelio de la salud.
  3. Unimos esfuerzos de personas voluntarias de la iglesia con el objetivo de establecer un ministerio de sostén propio y sin fines de lucro. Acepta y canaliza recursos de donaciones nacionales e internacionales, en armonía con leyes establecidas al respecto.
  4. Circunscribe la participación de personas ligadas a la Iglesia Adventista del Séptimo Día, que mantienen su calidad de miembros activos y en regla en sus lugares de adoración.
  5. Aspiramos ver a la iglesia organizada y ministerios de laicos afines, que trabajan juntos para Jesús.